El Pregón

Esperanza viva

18/03/2017 by Neriogt in Opinión with 0 Comments

Esperanza viva

Efrain Rincón Marroquin

Efraín Rincón Marroquín (@EfrainRincon17)

Son muchas las oportunidades en las que en mis artículos de opinión me he referido a la esperanza, como una actitud que permite fortalecernos para sortear con éxito las dificultades que experimentamos. La esperanza se define como “el estado de ánimo en el cual se cree que aquello que uno desea o pretende, es posible alcanzarlo”; por ende, la esperanza está encaminada a la consecución de un objetivo o propósito.

Quisiera expresar mis ideas en torno a la esperanza, en el contexto de la actual realidad del país, porque de poco serviría hablar de una esperanza fundamentada en deseos o en buenas intenciones que creen que del cielo bajarán las soluciones a nuestros problemas, mientras tanto preferimos cruzarnos de brazos porque en cualquier momento llegará el maná prometido.

De lo que quiero hablar es de una esperanza viva, moldeada por testimonios que nos hablan de lo positivo que podemos hacer como sociedad, si sabemos utilizar las capacidades y los talentos con el que nos bendijo el Señor. La esperanza es el reflejo de la tenacidad y constancia de los seres humanos para alcanzar sus más caros anhelos. Si creemos que no somos capaces de transformar una realidad, porque el determinismo histórico no lo permite, entonces, la esperanza es sólo un lamento de aquello que pudo ser y no fue.

La expresión más legítima de una sociedad en crisis, es la aspiración del cambio de rumbo para enderezar los entuertos; y, el alimento que nutre al cambio es la esperanza, porque sin ésta careceríamos de la energía suficiente para prender los motores de la lucha que nos permita construir un sistema democrático en el que la libertad, la justicia y el progreso para todos, sean los valores fundamentales de la sociedad. Es saludable no enfrascarnos en la crisis que vemos y sentimos dolorosamente cada día de nuestras vidas; ya sabemos cuáles son los problemas, las angustias y los sufrimientos de la gente; pero, además, sabemos quiénes son los responsables directos de las desgracias de la nación. Faltaría preguntarnos qué podemos hacer para salir de esta tragedia que amenaza con anularnos como sociedad civilizada. Debemos llenarnos de la fuerza interior que nos impulse a mirar más allá de nuestras limitaciones y debilidades y nos de luces para responder tan compleja pregunta.

La construcción de una esperanza viva es tarea de todos; en la medida que estemos conscientes que podemos lograrlo, mayores serán las posibilidades de triunfo. La esperanza nos exhorta que miremos el pasado para recordar que Venezuela vivió otras épocas de oscuridad y dictadura, pero fueron superadas gracias al empeño de los venezolanos. En diciembre de 1957, después del plebiscito ganado fraudulentamente por Pérez Jiménez, todos pensaban que la dictadura se entronizaría por 10 años más, un mes después el sátrapa abandonó Venezuela huyendo como un vulgar cobarde.

Por mucho tiempo fuimos vistos como una sociedad indigna de la democracia por nuestra vocación caribe. Todos coincidían que, por ejemplo, Argentina, Uruguay, Chile, eran naciones que, por su influencia europea, eran sociedades profundamente democráticas. La historia nos cuenta que mientras estas naciones sufrían cruentas dictaduras, Venezuela disfrutaba de un largo período de estabilidad democrática, considerada como referente para el resto de la región latinoamericana. También llegamos escuchar que, una vez que se fueran las transnacionales del país, los venezolanos no sabríamos administrar la industria petrolera. Los hechos nos dicen que PDVSA logró ubicarse entre las primeras más importantes petroleras del mundo, con estándares de calidad y meritocracia similares a las de naciones del primer mundo. Hemos sido capaces de superar dificultades; tenemos la capacidad para hacerlo. Entonces, no es tiempo de subestimarnos y pensar

que una minoría corrupta, incapaz e inmoral pueda más que la inteligencia y determinación de todo un pueblo.

Lo otro que debemos tener en cuenta es la responsabilidad de cada quien, y aquí los partidos democráticos y sus líderes tienen un compromiso excepcional. No es el momento de la competencia entre aliados; competencia asociada con la pelea, la descalificación, con la peor miseria humana. Con semejante actitud están enviando un claro mensaje al país; si no son capaces de unirse y respetarse para que puedan trabajar unidos por el país, trazando una estrategia común que desemboque en un plan mínimo de reconstrucción del país, no pueden esperar que los venezolanos podamos confiar en ellos para que nos gobiernen en un futuro. La esperanza viva exige que nuestros partidos sean responsables y acompañen al pueblo en sus sufrimientos. Exige, además, una alta dosis de entrega y desprendimiento, sentido de pedagogía para señalar el rumbo que más nos convenga a todos. La esperanza obliga a que permanezcan absolutamente unidos, porque sólo así lograremos rescatar la democracia y la libertad que estos pillos revolucionarios nos arrebataron.

Los empresarios, comerciantes y productores deben asumir una posición más firme y patriótica, porque con este modelo ideológico lo seguro es la bancarrota y la ruina total. Deben combinar el lucro legítimo con la solidaridad y la responsabilidad social. Aquel productor que pretenda lucrarse con las necesidades ajenas, no es digno de formar parte de un sector absolutamente necesario en la reconstrucción del país. Este mensaje va especialmente dirigido a quienes se han enriquecido a la sombra del gobierno, aunque ello signifique profundizar el festín de Baltazar que ha convertido la corrupción en la piedra angular de este régimen hambreador.

Las universidades, los profesionales, los intelectuales, los técnicos debemos aportar nuestros conocimientos, iniciativas e ideas en la construcción del futuro nacional, asumiendo con dignidad y entereza el liderazgo dentro de una sociedad que aspira conectarse con el conocimiento, como palanca fundamental del desarrollo contemporáneo. Desde nuestros sitios de trabajo debemos contribuir con lo mejor que tenemos para que el régimen entienda, de una vez por todas, que la aspiración por el cambio le pertenece a millones de venezolanos que estamos hartos de tanta desidia, atraso e incapacidad.

Unidad, organización, sacrificio, inteligencia, inclusión y solidaridad, son aspectos claves en circunstancias en las que pareciera que todo está perdido porque el régimen está más fuerte que nunca. No nos dejemos apabullar por quienes se aferran al poder por el inmenso miedo que les produce quedar fuera de él. Todos somos necesarios en esta hora de Venezuela, hasta aquellos que a veces pensamos que por ser “fieles” al régimen no pueden saltar la talanquera. No cerremos puertas antes de tocarlas, porque podríamos perder oportunidades para robustecer la esperanza viva que nos permita liberarnos de estas siete plagas de Egipto.

La esperanza no es un deseo bobalicón, ni ilusión estéril; es la certeza viva que nos indica que podemos lograr el objetivo, con unidad estratégica y organización ciudadana, haciendo uso inteligente y oportuno de nuestras capacidades y talentos como sociedad para vencer a la mafia que impide que vivamos con libertad y dignidad en esta tierra bendecida por Dios.

Profesor Titular de LUZ

Síguenos en Twitter: @DiarioElPregon

En Facebook: Diario El Pregón

El Pregón Venezolano

Huyendo de la realidad

09/03/2017 by Mariatp in Opinión with 0 Comments

Huyendo de la realidad

Efrain Rincón Marroquin

Efraín Rincón Marroquín (@EfrainRincon 17)

Existen muchas razones por las que los seres humanos huimos de la realidad que nos circunda. Una de ellas es la demencia, penosa enfermedad que anula al ser humano, porque lo incapacita para vivir a plenitud su cotidianidad. Los drogadictos y los alcohólicos, también huyen de la realidad porque apuestan por un falso placer para olvidar sus penas y conflictos existenciales. Se refugian en el vicio para darles rienda suelta a sus demonios.

Otros, en cambio, huyen de la realidad deliberadamente para alcanzar fines inconfesables. Huyen de la realidad aparentando que todo está bien, aunque su actitud y acciones perjudiquen a los demás. Este tipo de evasión es la peor de todas, porque se obra con plena conciencia, sin importar hacer el ridículo, pasar por embustero o ser miserables ante el dolor ajeno. Este tipo de personas representan un peligro inminente para la familia, la sociedad y el país en general. Dentro de esta categoría, podemos ubicar especialmente a la mafia que nos gobierna,  encabezada por el mismísimo presidente Maduro.

Recientemente, el presidente de la República, en tono sarcástico y de burla expresó, en cadena nacional que, “la dieta de Maduro te pone duro”, a pesar que la realidad habla que más del 74% de los venezolanos perdió ocho kilos o más durante el 2016, debido al hambre que sufre el pueblo; esa actitud desnuda la miseria infinita de la persona que tiene la responsabilidad y obligación de garantizar la alimentación de la sociedad que lo eligió como presidente hace cuatro años atrás.

Los malos chistes del presidente se multiplican, pensando que con esa risa burlona puede engañarnos y  esconder las desgracias que su régimen reproduce a diario. Pretende huir de la realidad, cuando afirma que los venezolanos devengamos el salario mínimo más alto de América Latina, cuando la verdad es que no nos alcanza siquiera para comprar lo estrictamente necesario. El 90% de los venezolanos, según la encuesta ENCOVI, manifiesta que su sueldo no les alcanza para comprar los alimentos de la familia. La inflación devora nuestros salarios y destruye brutalmente la exigua capacidad de ahorro de los venezolanos. La hiperinflación, realidad imputable exclusivamente al régimen revolucionario, es un cáncer que incrementa dolorosamente la pobreza en Venezuela, con las nefastas consecuencias que de ella se derivan.

El régimen pretende huir de la realidad ante la pavorosa escasez de alimentos, con la invención de las bolsas Clap. Esas bolsas nos golpean muy fuerte y ponen al descubierto que la cacareada soberanía alimentaria es otra burla más de este régimen inmoral y corrupto. No somos capaces siquiera de producir lo que comemos, dependiendo de unas importaciones cada vez más reducidas, o de una ayuda internacional confiscada por el gobierno, cuyos alimentos son vendidos y distribuidos según los intereses del régimen. Maduro pretende huir de esta dantesca realidad, pero las colas, la desesperación y la angustia de las familias venezolanas, lo delatan.

La salud es otro tema del que huye este régimen oprobioso. La realidad diaria nos abofetea porque los venezolanos mueren de mengua en hospitales colapsados, que no tienen los insumos básicos para resolver una emergencia por sencilla que sea. Mientras tanto, el régimen anuncia con tono jactancioso que la revolución es la única que ha alcanzado avances gigantescos en el área de la salud. Por querer esconder tan terrible realidad, se mueren niños, ancianos, pacientes con enfermedades crónicas, mujeres embarazadas o recién paridas, haciéndose patética la miseria de un gobierno que no le importa la vida de los venezolanos, porque su único interés es mantenerse en el poder al costo que sea.

Mientras la gente pasa trabajo, y se las ve negras, el régimen celebra con bombos y platillos unos suntuosos  carnavales en la ciudad capital; sólo los miserables celebran con la pobreza de la gente. Con música y un bullicio moribundo intentan silenciar los gritos de millones que deseamos el fin de la tragedia para que, de una vez por todas, los nuevos gobernantes enfrenten la realidad sin huir de ella y nunca jamás se burlen de los venezolanos.

El espejismo del régimen proyecta que la educación es otro logro maravilloso de la revolución. La realidad nos dice otra cosa; la deserción escolar se ha incrementado escandalosamente porque, entre otras razones, los padres no tienen como alimentar a sus hijos para que asistan a las escuelas, mucho menos comprarles vestidos y libros. Esa realidad no es diferente en liceos y universidades. Cada vez son más los venezolanos que dejan de estudiar porque no existen condiciones ni razones que los motiven a prepararse. Sin conocimientos, la tarea de reconstruir la nación se hará más cuesta arriba, aunque para el régimen somos el país potencia de Latinoamérica. Cuanta mentira, cuanta burla, cuanta miseria acompaña a este régimen forajido.

La dramática y compleja realidad que estamos viviendo nos obliga a ser consecuentes y leales con la nación. No podemos imitar un régimen que huye de sus responsabilidades y obligaciones, dejando una estela de muerte, pobreza, frustración y desesperanza a su paso. Ellos huyen porque piensan que de esta manera pueden eternizarse en el poder; pero sabemos que no podrán esconder por mucho tiempo su mentira, desidia e incapacidad. Si nosotros hacemos los esfuerzos necesarios, basados en la organización, movilización y participación popular, podremos castigar a este gobierno decadente que se embriaga a conciencia para huir y burlarse de los sufrimientos de la gente;  podremos impulsar el cambio que nos devuelva el país que esta gente quiso esconder y poco a poco está asesinando. Vamos a vivir en un país que, a pesar de la dura realidad, cuente con el amor, el apoyo y la grandeza de sus hijos para alcanzar las cosas buenas que una sociedad libre, moderna y de progreso se merece.

Profesor Titular de LUZ

Un país de inmigrantes a emigrantes

02/03/2017 by Mariatp in Opinión, Política with 0 Comments

Un país de inmigrantes a emigrantes

Efrain Rincón Marroquin

Efraín Rincón Marroquín (@EfrainRincon17)

Impulsados por razones voluntarias o forzosas, los movimientos migratorios han existido desde la aparición del hombre sobre la tierra. Lo cierto es que los seres humanos desarrollamos amor por la tierra que nos vio nacer, acrecentándose por la familia, los amigos y por las querencias que guardan un lugar especial dentro de nuestros afectos. En ocasiones, ese amor patrio se ve empañado por circunstancias que nos obligan a convertirnos en emigrantes, en búsqueda de la calidad de vida –paz, bienestar, justicia, trabajo, etc.- que resulta imposible obtener en el país natal.
Venezuela históricamente fue un país de inmigrantes; llegaban de todas partes del mundo motivados por las condiciones excepcionales que ofrecía el país. Una economía en crecimiento, basada en la riqueza petrolera, estabilidad política, calidez y hospitalidad de su gente, un clima envidiable bañado con la luz de un radiante sol; en definitiva, las oportunidades ideales para iniciar una nueva y buena vida.
Venezuela recibió con los brazos abiertos a europeos, asiáticos, a latinoamericanos de todas las latitudes de la región, especialmente, a los hermanos colombianos. Les dimos un hogar, familia, trabajo, educación y oportunidades para que algunos se hiciesen ricos.
Esa realidad cambió abruptamente con el inicio de la revolución chavista. Dejamos de ser un país atractivo para propios y extraños. Ya algunas encuestas reportan que por lo menos la mitad de los venezolanos desea emigrar, sumado a los dos millones y medio que han salido del país.
La primera ola migratoria temporal de los venezolanos tuvo lugar en las décadas de los 70 y 80, cuando muchos viajaban a Florida (USA) y a Aruba de vacaciones, empujados por la fortaleza del bolívar que puso en moda el “ta barato, dame dos”. Eran tiempos felices; donde quiera que llegábamos éramos bien recibidos porque teníamos dólares a manos llenas. Nos convertimos en los nuevos ricos latinoamericanos.
Después, a propósito de las Becas Gran Mariscal Ayacucho, muchos de los becarios que estudiaron en el extranjero regresaron al país, pero al cabo de un tiempo emigraron para trabajar en empresas de otras naciones que demandaban sus conocimientos y habilidades.
Con la llegada de Chávez al poder, se instaura un proceso de polarización e inestabilidad políticas que fomentó la emigración de venezolanos, en búsqueda de la tranquilidad y la seguridad que ya no era posible tener en Venezuela. Mucho de ellos se convirtieron en exiliados, con las prerrogativas que les brinda la institución del asilo político.
Así, nos convertimos en los “balseros del aire”, especialmente, jóvenes profesionales pertenecientes a las clases media y media-alta. Los destinos más demandados eran Estados Unidos, Colombia, Chile, Argentina, España, entre otros. Se hizo costumbre oír a amigos y familiares que sus hijos, nietos, hermanos, sobrinos o primos dejaban el país porque “esto no lo aguanta nadie”.
En la medida que avanzaba la revolución chavista, miles de venezolanos abandonaron el país por falta de empleos u oportunidades para progresar, a pesar de ser profesionales y con experiencia laboral. Nos fuimos quedando sin los talentos necesarios para administrar a PDVSA, a empresas y a las universidades nacionales; pero nos quedaba el consuelo oír que los venezolanos eran los inmigrantes más preparados y calificados de Latinoamérica; presentes en grandes empresas petroleras, prestigiosas universidades, bancos y en las diversas actividades del quehacer de los países donde llegaban.
Esa emigración se masificó a partir del 2012, cuando ya era evidente la descomposición y destrucción del país por culpa de la dupla Chávez-Maduro. Dejamos de ser los “privilegiados balseros del aire”, encabezados por jóvenes de clase media. Ahora la emigración no discrimina edad, género, condición socio-económica y nivel de instrucción. Ya no importa trabajar en actividades relacionadas con la profesión u oficio, porque cualquier trabajo es bueno para ganarse la vida y paliar las profundas carencias vividas en Venezuela.
Nuestros jóvenes y no tan jóvenes, por falta de dinero para comprar un pasaje aéreo, se van por tierra al lejano Chile, Perú o Argentina, atravesando caminos, ríos y montañas, en un periplo que puede durar más de 10 días, con la esperanza de encontrar un trabajo que les permita sobrevivir. Otros pasan a hurtadillas la frontera colombiana o brasileña para tratar de aliviar la pobreza y el hambre que asesina a sus comunidades. A pesar de las inmensas dificultades, del futuro incierto, del riesgo de convertirse en ilegales, muchos de los emigrantes afirman “yo no regreso a Venezuela, porque para atrás ni para agarrar impulso”. Pareciera que la precariedad con la que algunos venezolanos viven en el extranjero, es minúscula en comparación con la desgracia y la tragedia de vivir en un país gobernado por una mafia incapaz, corrupta y tóxica que decidió entronizarse en el poder y destruir todo lo que encuentra a su paso.
El buen trato que otrora recibíamos en el exterior, es ahora un borroso recuerdo del pasado. Muchos de nuestros compatriotas son discriminados; está aflorando la xenofobia que maltrata aún más la deteriorada imagen de los venezolanos en el mundo. Las malas noticias son cada vez más frecuentes; “mendigos venezolanos piden limosna en las calles de Brasil”; “banda de venezolanos asaltan viviendas y propiedades en Miami”; “los venezolanos le quitan el trabajo a los panameños”; “se limita acceso de turistas venezolanos a Curazao y Aruba”; “miles de venezolanos huyen por hambre a Colombia”. Estas historias tristes y dolorosas las oímos a diario; nos llenan de pena y nos preguntamos, ¿por qué ahora los venezolanos somos despreciados y discriminados en naciones con las que hemos practicado históricamente la solidaridad y la cooperación?, será ¿por qué no tenemos dólares para gastar y ahora necesitamos de ellos para sobrevivir a la pobreza que nos heredó la revolución chavista-madurista?
Debemos recordar que nuestra patria acogió con cariño y respeto a sureños que huían de las dictaduras de sus países; muchos se convirtieron en profesores e investigadores universitarios. Los europeos que llegaron de la guerra y la postguerra, con una mano atrás y otra adelante, encontraron en Venezuela el hogar y la esperanza que habían perdido. Los colombianos, especialmente, han formado parte de nuestra cotidianidad; están en nuestras familias, hogares, empresas, negocios y haciendas. A todos les agradecemos su enorme contribución y amor por nuestro país, pero ahora que estamos pasando la peor tragedia de nuestra historia, desearíamos que el mundo tratase a nuestros hijos, familiares y amigos como alguna vez los inmigrantes fueron tratados en nuestra tierra, con cariño, respeto y solidaridad; y, en caso que algunos venezolanos se comporten indebidamente, sean castigados con justicia. La inmensa mayoría de los venezolanos emigrantes, son personas buenas, trabajadoras y talentosas; permítanles que contribuyan con el progreso de sus naciones.
Por el momento no nos queda más que orar para que les vaya bien y puedan alcanzar sus sueños. Con la esperanza que en algún momento regresen a su patria, porque Venezuela seguirá siendo su hogar, esa querencia que aún palpita en lo más profundo de sus corazones. Los recibiremos con los brazos abiertos, convencidos que juntos reconstruiremos la Venezuela libre, grande y próspera que estamos anhelando. Dios los bendiga con abundancia.
Profesor Titular de LUZ

Sainete en cápsulas: El esquí tiene su propio Carnaval

02/03/2017 by Mariatp in Opinión with 0 Comments

Sainete en cápsulas: El esquí tiene su propio Carnaval

Jose Luis Zambrano

En el instante en que subió al tope de la nívea colina para iniciar su participación, su corazón tamborileaba. Lo había logrado después de tantas complicaciones y sería el momento más importante de su vida. Era el primero en lanzarse de entre 156 esquiadores. Pero desde el mismo segundo en que comenzó su recorrido, todo estuvo mal. Contaba con los suficientes arrestos para enfrentar con temeridad la prueba, aunque ni siquiera conocía la nieve y de un santiamén pasó del anonimato común de un hombre sin talento alguno, a una de las más notorias, desdichadas y calamitosas actuaciones de las competiciones de invierno.

El video de la transmisión parecía un programa cómico desfasado y sin condimento creativo. El deportista aparecía con su gorro ajustado y el alma en un hilo. Caí repetidamente y se levantaba con la catadura de estupor, de quien osa irrumpir en lo indebido. Andaba a horcajadas como un pingüino asustado, untándose de nieve en cada derrumbe repentino de los prolongados 10 kilómetros que debía recorrer.

Se hallaba zarandeado por el temor de derribarse en la bajada y recibir lesiones insostenibles, cual bebé que trata a destiempo de alcanzar sin refinamiento el equilibrio y sólo consigue desplomarse.

Tal vez estamos despotricando de un soñador venezolano, quien sin ostentar el privilegio del talento de esquiador, tuvo la singular gallardía de participar en el Mundial de Esquí Nórdico 2017 en Finlandia, donde con claridad dejó el entendimiento climático que en nuestro país tropical no se ha practicado ni se desarrollará jamás este deporte.

Se llama Adrián Solano, quien pasará a la posteridad como un chinesco fraude deportivo. Ha reconocido que nunca tuvo contacto con la nieve antes de tan inusual actuación y ha llamado grandemente la atención mundial, pues nadie antes ha tenido el valor y el descaro al mismo tiempo, para afrontar un evento deportivo de tal envergadura, con tan enorme incapacidad y desconocimiento.

Su historia es peculiar desde el principio. Sin mucho aspaviento y sin los convencionalismos gastados de la diplomacia, ya Francia le había deportado previamente en enero, cuando el peculiar deportista trataba de ir a su campo de entrenamiento en Suecia. Por el conocimiento evidente que en nuestro país resulta casi imposible la práctica del esquí y, como territorio racional y defensor de poner las cosas en su justo sitio, la nación gala lo devolvió al no soportar ni un instante la fachada de engaño y la burla de quien pareciera carecer hasta de la infanta experiencia de una patineta.

Dónde quedaron las marcas mínimas o el superar rigurosos eventos clasificatorios para alcanzar un mundial. Quizá pongan de cabeza a los organizadores de esta competencia, quedando tan bajo el nivel y sin argumentos enciclopédicos, como para darle continuidad a su seriedad internacional.

Había algo de intrincado, clandestino, escurridizo y de desconocimiento manifiesto del concepto del ridículo. Pero algo quedó claro para los pasmados espectadores: todavía hay alguien que puede deslizarse en un esquí con el orgullo torpe de la ignorancia y por los pasadizos complicados de la demencia.

Tal vez los medios de comunicación lo conviertan en un ejemplo de perseverancia o, simplemente, de irremediable tozudez. Ya muchos lo catalogan como el peor esquiador de todos los tiempos. Lo cierto es que le ha llegado una repentina fama, llamando la atención del mundo con el lamentable alegato de su ineptitud deportiva.

MgS. José Luis Zambrano Padauy
zambranopadauy@hotmail.com
@Joseluis5571

Pobreza, Libertad y Democracia

22/02/2017 by Mariatp in Opinión with 0 Comments

Pobreza, Libertad y Democracia

Efrain Rincón Marroquin

Efraín Rincón Marroquín EfrainRincon17

El rostro más doloroso y evidente de la crisis venezolana se refleja en la economía de nuestra gente. Así lo confirman importantes investigaciones de campo realizadas por prestigiosas universidades y firmas encuestadoras del país. En la Encuesta sobre las Condiciones de Vida del Venezolano (ENCOVI), finalizada en diciembre de 2016, realizada por la UCV, USB y UCAB, se proyectan datos escalofriantes acerca de la situación actual los venezolanos. Plantea ENCOVI que el 74% de los venezolanos perdió más de 8 kilos en el 2016; 9,6 millones consumen dos o menos comidas al día; al 93.3% de los hogares del país no les alcanza el ingreso para comprar alimentos.

Otros datos aportados por ENCOVI, reportan que la pobreza pasó de 73% a 81,8% durante el 2016; la pobreza crónica (extrema) se registró en 38%; esto es, cuatro de cada diez venezolanos viven en pobreza extrema, en el más bajo umbral de la depauperación social; el 63% de los venezolanos no dispone de un plan de atención médica (seguro de salud), agravado por el colapso de los centros hospitalarios del país que no cuentan con los insumos básicos para atender cualquier problema de salud, por pequeño que éste sea. La inmensa mayoría de los venezolanos está indefensa frente a enfermedades que se multiplican con la pobreza, y de otras tantas que están apareciendo después de haber sido erradicadas hace más de 70 años. Hambre, pobreza y muerte, una tríada mortal que diezma a los venezolanos, gobernados por un grupúsculo de delincuentes que están protagonizando el peor saqueo de nuestra historia republicana.

En otro orden de ideas, la encuesta nacional de Consultores 21, correspondiente al último trimestre del 2016, cuyo campo fue finalizado a mediados del pasado mes de diciembre, reporta que para el 83,1% de los venezolanos la situación del país es negativa, sólo un 16,9% la percibe positivamente; asimismo, el 75,1% manifiesta que su situación económica familiar y personal es mala –eso equivale a 8 de cada 10 venezolanos-. Para agravar el panorama, el 72,6% cree que la situación del país empeorará en los próximos seis meses. El 88,5% de la población reporta que el país está viviendo una gran crisis económica; el 76,8% manifestó conocer a alguien que está pasando hambre. Los datos aportados por Consultores 21, confirman la información arrojada por la Encuesta ENCOVI. En tiempos de revolución, la pobreza, el hambre y la crisis se han convertido en los principales referentes de los venezolanos.

Estas cifras aterradoras encuentran su cauce en el hecho que, según la referida encuesta de Consultores 21, el 66% de los venezolanos cree que los problemas más graves del país son los económicos, seguido por un 20% que piensa que son los problemas políticos y un 12% opina que son los sociales. En definitiva, 7 de cada 10 venezolanos cree que es la economía el problema que más los está afectando en la actualidad.

A eso nos referíamos al inicio del artículo, cuando mencioné que la economía es el rostro más doloroso y evidente de la crisis venezolana. Pero, apreciados lectores, la debacle económica de Venezuela es una de las consecuencias de una causa absolutamente política. Todos nuestros infortunios como sociedad, se derivan de la implantación de un modelo ideológico populista, autoritario, castrador y controlador, intervencionista, obsoleto, inhumano, inmoral, corrupto e incapaz a la enésima potencia, llamado Socialismo del Siglo XXI; modelo político con la fuerza más destructiva jamás padecida por ningún país latinoamericano  a lo largo de su historia. Ellos destruyeron lo indestructible; corrompieron lo incorruptible; enlodaron con sus inmundicias la luz y el esplendor de nuestra patria.

Indudablemente, la crisis golpea sin compasión ni misericordia el estómago de los venezolanos; destruye las esperanzas y las oportunidades de una mejor vida, pero para construir una economía sana y vigorosa es necesario rescatar primero la democracia basada en la libertad.

A tal efecto, el economista indio Amartya Kumar Sen, Premio Nobel de Economía en 1998, cuya obra emblemática es “Pobreza y Hambruna: Un ensayo sobre el derecho y la privación” (1981), plantea que un gobierno tiene que ser juzgado en función de las capacidades propias de sus ciudadanos, las cuales  pueden desarrollarse en la libertad que sólo la democracia promueve y defiende. Una de las principales armas que poseemos los ciudadanos, dentro de una sociedad democrática, es el voto que potencia la libertad para alcanzar el desarrollo humano y material de los pueblos.

Haciendo nuestras las palabras del Dr. Sen, los venezolanos podremos tener una buena economía al servicio de la sociedad, cuando efectivamente nos percatemos que la democracia es el único modelo político que  construye bienestar social en libertad y con apego a las leyes que garantizan el orden y la convivencia ciudadana.

Tendríamos, entonces, que hacernos la siguiente pregunta: ¿En Venezuela tenemos actualmente democracia? La respuesta categórica es un no rotundo. Afirma Sen que en aquellas sociedades donde pulula el hambre y la pobreza, la democracia es inexistente, porque no cuentan con las capacidades individuales e institucionales para revertir el estado de postración en el que viven, transformándolo en desarrollo social.

Si en Venezuela disfrutáramos de una verdadera democracia, los ciudadanos tendríamos el derecho constitucional del voto, sin necesidad de protestar en las calles ni presionar al CNE y a las instituciones secuestradas por el régimen. Simplemente se convocarían elecciones para que el pueblo expresase su voluntad y, a través del voto, juzgara el desempeño del actual gobierno. En caso que el régimen saliese reprobado, se instauraría la alternancia política, mecanismo que contribuye con la perfectibilidad de la democracia, al permitir que otros hagan un mejor trabajo que el efectuado por los anteriores. En este caso, el nuevo gobierno implementaría decisiones dentro de un modelo económico que deslastraría todo lo perjudicial que heredamos de la revolución. Trabajaría en alianza responsable con la empresa privada, fomentando la iniciativa individual en todas sus dimensiones; desregularizaría la economía al abolir los controles que destruyen la producción nacional; defendería el salario y la capacidad adquisitiva de los trabajadores, al permitir trabajos productivos y de calidad; desburocratizaría al Estado impidiendo la proliferación de ministerios y vice-ministerios, eliminando la ineficiencia, el reposerismo y la criminal corrupción administrativa que nos roba el futuro y las oportunidades. En pocas palabras, gracias a la democracia podríamos instaurar un modelo de desarrollo totalmente diferente a este bodrio revolucionario que acabó con la economía petrolera más fuerte de la región.

Pero si, además, tuviéramos una verdadera democracia, la Asamblea Nacional, legítimamente elegida, podría cumplir con sus funciones y atribuciones constitucionales. Se encargaría de aprobar el presupuesto de la nación; fiscalizaría el endeudamiento del Estado, garantizando las previsiones financieras para administrar la deuda; podría convocar y destituir a ministros que se roban la comida de los venezolanos, que regalan nuestras riquezas a los chulos latinoamericanos, a aquellos que le brindan impunidad a los delincuentes, o a los que destruyeron y saquearon a PDVSA. Es decir, la democracia basada en la libertad, sería el mejor antídoto para derrotar la pobreza y el hambre generada por la revolución.

Mientras tengamos esta dictadura, seguiremos muriéndonos de hambre, pobreza y mengua; si queremos vivir mejor, con dignidad y decencia, no tenemos otra opción que unirnos como uno solo para rescatar la democracia y la libertad en Venezuela.

Profesor Titular de LUZ

 

 

 

Síguenos en Twitter: @DiarioElPregon

En Facebook: Diario El Pregón

El Pregón Venezolano

La Hora de las definiciones

22/02/2017 by Mariatp in Opinión with 0 Comments

La Hora de las definiciones

juan pablo guanipa

Juan Pablo Guanipa V.

La rendición de cuentas de los diputadoses un imperativo constitucional y legal, pero además es una responsabilidad y deber de conciencia de cualquier funcionario público sea o no electo por el pueblo. Por esa razón, la semana pasada realizamos el acto respectivo con una asistencia masiva que agradezco profundamente.

Iniciamos nuestra intervención con un análisis del contexto económico, social y político de ese primer año de gestión. Hablamos de la crisis  de producción nacional, del desabastecimiento de alimentos y medicinas, de la hiperinflación, del desempleo y todos los males que en lo económico vive nuestro país. También hablamos de la grave crisis de Inseguridad y de la precariedad en la prestación de servicios públicos, especialmente electricidad, agua, cloacas, alumbrado público y recolección de desechos. En lo político destacamos que el resultado electoral del 5 de diciembre de 2015, produjo dos decisiones en el gobierno y en el PSUV: impedir el funcionamiento de la Asamblea Nacional e impedir la realización de elecciones en Venezuela.

En cuanto al informe, dividimos la exposición en dos: el trabajo parlamentario nacional y el trabajo parlamentario en el estado Zulia. Comenzamos por decir que nuestra curul no estuvo vacía. Al 75% de las sesiones asistí y al 25% asistió nuestro compañero de fórmula, a quien agraezco su aporte, José Sánchez “Mazuco”. En la Comisión de Política Interior recibimos y procesamos centenares de denuncias de irrespeto a los derechos humanos, destacando los impresionantes excesos de las “Operaciones para la Liberación del Pueblo” que hemos denunciado como herramienta de persecución y muerte en la que pagan justos y los pecadores no tienen derecho a la defensa ni al debido proceso. En esa comisión sancionamos, entre otras, la Ley de Amnistía y Reconciliación Nacional, la Ley de Limitación de la Telefonía Celular y la Internet en el interior de los Establecimientos Penitenciarios y la Reforma de la ley orgánica del Policia y del cuerpo de policía nacional. También se discutieron las agresiones a diputados, y se dio atención a presos políticos y sus familiares y a funcionarios públicos perseguidos, por haber firmado la solicitud de referendo revocatorio (1025 casos). En la Sub-Comisión de Descentralización y Gobiernos Locales discutimos, entre otras, La Ley Orgánica del Estado Federal Descentralizado, la Ley Orgánica de Hacienda Pública Estadal y la Ley Orgánica del Poder Público Municipal.

Con respecto al trabajo parlamentario en el Zulia, realizamos 35 consultas de diversas leyes en nuestra región, así como 14 actividades de Contraloría en Hospitales, ambulatorios, escuelas y organismos públicos. En materia de trabajo comunitario, desarrollamos el Programa Juntos Contra el Hambre e iniciamos La constitución de Comités Vecinales de Denuncias. Llevamos a cabo 137 actividades de atención a las necesidades de los ciudadanos. En cuanto a nuestro Circuito 7 (Cacique Mara, Cecilio Acosta y Cristo de Aranza), hicimos 40 actividades políticas y sociales. Realizamos, además, 122 actividades de representación política, enfocadas en la lucha en favor del Referéndum Revocatorio.

En nuestro informe nos solidarizamos con Jorge Luis González y Romer Rubio, concejales de Primero Justicia, preso uno y perseguido el otro, así como con todos los presos y perseguidos de este régimen.

Cerramos nuestra exposición identificándonos con el dolor que sufren los venezolanos en medio de una crisis de incalculables proporciones. Estamos claros en que esto no puede seguir así. Ya no es cuestión de calidad de vida, es cuestión  de sobrevivencia. Y el Zulia es el caso más doloroso porque desde aquí es de donde sale parte importante de nuestra riqueza. El Zulia tiene 22 años siendo gobernado por los mismos dos grupos políticos y entreaciertos y desaciertos– ¿cuál es el balance? ¡Ya está bueno! Llegó la hora de las definiciones y no de las negociaciones. Llegó la hora de luchar con más intensidad por elecciones que nos permitan salir de esto. Llegó la hora del futuro, llegó la hora de Zulia. Llegó la hora de Venezuela.

juanpguanipa@gmail.com

@JuanPGuanipa

Síguenos en Twitter: @DiarioElPregon

En Facebook: Diario El Pregón

El Pregón Venezolano

La realidad objetiva: De Jenofonte a Popper

22/02/2017 by Mariatp in Opinión with 0 Comments

La realidad objetiva: De Jenofonte a Popper

Opinión

Prof. Baldimir Diaz

Popper, interpretando a Jenofonte, concluye que la verdad objetiva es aquella donde se corresponde lo que digo con los hechos. Esto viene a propósito del desarrollo de la teoría política que trata de explicar ese nuestro mundo, el político. Los griegos en boca de Platón esgrimen que quién se aparta de la política está condenado a ser presa de las peores consecuencias: padecer de los peores hombres, en las peores circunstancias.

Los modernos en boca de Maquiavelo claman por la República, una rara y, en ocasiones, complicada forma de entender el entramado político. Pues se supone está llena de pesos y contrapesos. La más conocida es la que en boca de  Montesquieu, señala a los poderes: ejecutivo, legislativo y judicial como base de los gobiernos liberales, centrados en el capitalismo como asiento y centro filosófico, económico y político del mundo contemporáneo.

Hacia mediados del siglo XIX el Manifiesto Comunista es la máxima expresión de contrarrevolución y feroz ataque a la vida moderna, signando al mundo, contemporáneo por el viejo debate entre civilización y barbarie. El socialismo nació mirando  a las sociedades primitivas, que en boca de Ludwin Von Mises no eran ni más prosperas ni más justas. Muy por el contrario eran muy pobres y muy injustas. Entre menos haya que repartir más miserables tendemos a ser.

No obstante, centros de rigor académico se han dejado arrastrar por la polilla del Manifiesto. A un punto, que se teme la caída de las estructuras del capitalismo desde su interior. Para quienes piensan que no, pues desconocen la Historia. Mala noticia para nosotros, buena para los impulsores de la barbarie moderna.

Con Aristóteles la política se preña de “todo lo bueno para el ser humano”, con Hobbes volvemos a la ley de miedo y la posibilidad de disolución. Debemos identificar, definir las amenazas para poder atacarlas.

Hoy esa amenaza es el Socialismo, bien sea tiquetado en Sanders, Clinton, Obama o Bergolio; los Sandinista, los Castro, el Chavismo, Santos; Zapatero, Podemos u Obregón.  Esa es la realidad según Popper, la realidad objetiva

Prof. Baldimir Diaz.

Síguenos en Twitter: @DiarioElPregon

En Facebook: Diario El Pregón

El Pregón Venezolano

NUEVA MUD, NUEVOS RETOS

21/02/2017 by Mariatp in Opinión, Política with 0 Comments

NUEVA MUD, NUEVOS RETOS

Joaquin Chaparro O

POR JOAQUIN CHAPARRO O.

“La nueva MUD tiene que demostrar su pertinencia y eficacia en muy poco tiempo”, con la intención de recuperar los espacios de confianza que se han perdido como consecuencia de las últimas actuaciones, aunado a la carencia de un mensaje que los conecte con el descontento popular de más del 82% de venezolanos que están en situación de pobreza, según el estudio de opinión realizado por (ENCOVI) en el mes de enero de 2017.

Es vital, que esta nueva estructura política se prepare a nivel técnico, a nivel logístico y organizacionalmente para relanzar una nueva generación de líderes que resurgirán de las cenizas de la desesperanza “como el ave fénix” y cuyo norte es la Esperanza‎, privilegiando las elecciones primarias como mecanismo de consulta pública para seleccionar los candidatos a nivel de estados y municipios en todo el país en las “venideras” elecciones regionales (vencidas constitucionalmente) y locales, este año 2017.

Ante eso reto político, tenemos que creer en nosotros. Convencernos y convencer al 82% de la población que somos la verdadera alternativa democrática, por ello, es necesario insistir en mejorar las condiciones de participación ciudadana, de legitimación de los partidos políticos para conducir el proceso, con la fuerza que se requiere para llegar al poder en unidad.

Esto implica, exigirle al Ministerio Electoral un cronograma de elecciones urgentemente, para lo cual,debemos dar pasos de gladiadores para que la reestructuración de la MUD no se convierta en un saludo a la bandera y que sirva para que se produzcan cambios estructurales de alto nivel político.

Igual que le solicito al Ministerio Electoral (CNE) que mejore las condiciones de legitimación de los partidos, con mayor moral política, también, le exijo a la nueva MUD que mejore las condiciones de su integración para su consolidación, mediante las siguientes decisiones ejecutivas:

  1. Que tome en cuenta la representación de las regiones, desmontar cuanto antes el centralismo agudo en lo político.
  2. Que luche por incorporar a los partidos opositores que públicamente manifestaron no participar en el proceso de legalización de los partidos, aunque estén contra las cuerdas.
  3. Presentar una Ruta de Acciones Estratégicas (RAE), basada en tácticas programáticas a nivel político cuanto antes.
  4. Presentar nuevos rostros acompañados de los ya nombrados que faciliten la conexión con el elector y generen  emoción electoral.
  5. La vocería de las acciones en lo político la tendrá cada partido dándole preferencia a la Unidad.
  6. Por último, para decidir los candidatos que nos representaran en las elecciones, estos deben ser elegidos por elecciones primarias, después no vengamos con el cuento que no hay tiempo.

Si cumplimos a cavalidad estas sugerencias prácticas, las cuales constituyen los nuevos desafíos, entre otros, para la nueva directiva de la MUD, estoy seguro que podremos convertimos en corto tiempo, en un factor atractivo para asumir el control del descontento popular frente a las atrocidades que diariamente comete el desgastado, agónico e insepulto del régimen.

Twitter @joaquinchaparro

Síguenos en Twitter: @DiarioElPregón

En Facebook: Diario El Pregón

El Pregón Venezolano

Un análisis justo: DEMOCRACIA, ELECCIONES Y DOCENCIA

20/02/2017 by Mariatp in Opinión with 0 Comments

Un análisis justo: DEMOCRACIA, ELECCIONES Y DOCENCIA

Opinión

Ing. JUSTO ROJAS

La democracia con un estado social de derecho y de justicia, es el modelo exacto planteado en la Constitución Bolivariana. Para que se llegue a los fines de este se debe tener presente lo que dice el Artículo 6.  “El gobierno de la República Bolivariana de Venezuela y de las entidades políticas que la componen es y será siempre democrático, participativo, electivo, descentralizado, alternativo, responsable, pluralista y de mandatos revocables” Como podemos apreciar hoy en día nuestro país se ha alejado de los principios fundamentales que delinean nuestro sistema político, y por ende de nuestras libertades.

Pero si analizamos lo que corresponde a lo electoral, que es fundamental para el ejercicio de la pluralidad y de la alterabilidad, vemos entonces que hoy a pesar de tener un Poder Electoral, que de manera INDEPENDIENTE  debería estar abocado a que los lapsos  se cumplan, y convoque a los eventos electorales que corresponden, como por ejemplo la escogencia de nuevos gobernadores, ya que sus mandatos venció en diciembre de 2016, sencillamente funciona como una Oficina de Elecciones de Miraflores, para el cual dependiendo de cómo le va en las encuestas al partido que gobierna actualmente la Presidencia de la República, se determina si se hacen o no las consultas popular universal directa y secreta.

Es importante resaltar que el poder electoral, ha ido desdibujándose, y podemos ver el ejemplo de cómo movimientos disidentes del PSUV; como el caso de Marea Socialista, no se le ha permitido la inscripción, siendo rechazada en un par de ocasiones, y los partidos tradicionales que existían, hoy se les condiciona su permanencia, colocándoles un proceso de relegitimación lo mas obtuso y dificultoso posible para que no logren inscribirse.

Considero importante señalar que el grupo que actualmente nos gobierna llego al poder por elecciones bajo las instituciones que tenia lo que se llamo la Cuarta República, es decir el Consejo Supremo Electoral, en el cual el candidato para ese momento de 1998 Hugo Chávez Frías, inscribió un partido político, el cual se llamo Movimiento Quinta República (MVR), y que a pesar de venir de haberse alzado en armas contra la constitución de ese momento, como fue indultado, y restablecida sus garantías políticas, se le permitió participar.

Ese pasaje del párrafo anterior nos demuestra algo claro, la democracia es participación con libertad, así el grupo que gobierne les guste o no, eso privo en 1998, y eso nos debe servir de ejemplo hoy a los Venezolanos para reflexionar. Siempre he sido un crítico de la Democracia en la cuarta república, pero no se le puede negar las virtudes que tuvo y mantuvo hasta en sus última etapa de decadencia, hoy cito algo que considero que es fundamental internalizar expresado en un antiguo discurso del fallecido ex presidente Rómulo Betancourt: La democracia es un ejercicio de docencia política, que debe tener largo aliento en explicarla y enseñarla, para que le tomemos el verdadero valor que ella tiene.

Email. analisisjusto@gmail.com

Sainete en cápsulas: El penoso silencio a CNN

20/02/2017 by Mariatp in Opinión with 0 Comments

Sainete en cápsulas: El penoso silencio a CNN

Jose Luis ZambranoNingún gobierno puede ufanarse de contar con cimientos democráticos, callando de tajo a los medios de comunicación. Cada vez que bloquean, silencian, tachan o revierten concesiones con su fragor de terror y su escándalo de víctimas acostumbrados, siempre nos deja una sensación de pesadilla y de consumir nuestra dosis de cucharadas de laberinto sin salida.

Otra acción incoherente para la amplia colección de desdichas, que sólo una dictadura socialista como la nuestra sabe hacerlo, silenciando una vía catalizadora de desahogos a los atropellos sociales y a la económica revuelta de bolsillos vacíos sufrida por ciudadanos consternados.

La suspensión “preventiva” de la señal de un canal de noticias internacionales de tanta credibilidad como la de CNN por parte de Conatel, contó con el terrible preludio de un show sin argumentos por parte del Presidente y su desagradable canciller, ante una presunta guerra psicológica contra el país, por “agresiones directas que atentan contra la paz y la estabilidad democrática, produciendo un clima de intolerancia”.

Precisamente, no toleraron el conteo de verdades atroces, al relacionar a este régimen con el vulnerable contexto del narcotráfico. Tampoco soportaron la crudeza lanzada en la cara, a través de la pormenorizada investigación emprendida por este canal, sobre la venta de pasaportes a musulmanes conectados con el terrorismo por parte de la embajada venezolana en Irak.

Pero al ahondar en las particularidades de la decisión de la Oficina de Control de Activos Extranjeros del Departamento del Tesoro de EEUU, la cual impuso trepidantes sanciones al vicepresidente de nuestra nación estropeada por el comunismo, por sus vínculos con el tráfico de estupefacientes, fueron demasiados golpes para este gobierno, en un ring tan estrecho como el de las realidades.

Esta supresión de transmisiones sucedió a pocos minutos de efectuarse una reunión pautada en Washington por parte del presidente norteamericano, Donald Trump, con la esposa de Leopoldo López y el senador Marco Rubio, quien ha entablado una apasionada lucha por la puesta en orden de la democracia en nuestra nación.

 En las redes sociales llovían los desalientos por el cese de CNN en las pantallas venezolanas, aunque se asumió un hálito de esperanza cuando el controversial gobernante norteamericano colgó un mensaje en su cuenta twitter, invocando de forma casi imperativa, la liberación de López con inmediatez, dejando claro que Venezuela es prioridad para los Estados Unidos en materia de política exterior.  

Mientras, la cadena de noticias, ni corta en alegatos ni perezosa en convicciones, respondió con la sobriedad de aquellos que tienen asida la verdad por el mango, considerando que se le está negando a los venezolanos el acceso a la información, cuando la libertad de prensa juega un papel esencial en una democracia sana.

Este mandato bochornoso, sórdido e irritante está erigiendo su propio CNN, pues sólo impera la “Censura Nacional a la Noticia”, cerrando con estruendo las ventanas comunicacionales y dejando esa programación de bostezo de los canales televisivos nacionales de su conveniencia.

Ante la irremediable decisión autoritaria, la cadena internacional ofreció su señal gratuita por YouTube para la audiencia venezolana, mientras nuestra población acostumbrada a los malos desenlaces se apresuró a cambiar la cómoda pantalla de dormitorio por la computadora familiar, con la turbiedad y el apremio de las rebajas de antaño, pues en cualquier momento saltará otra decisión imprudente para también bloquearla por internet.   

MgS. José Luis Zambrano Padauy

zambranopadauy@hotmail.com

@Joseluis5571

 

SUBSCRIBETE AL BOLETÍN
PREGÓN TV
DIGIBUJO DEL HUMOR CON AROG
EL MUNDO EN IMÁGENES
  • Editorial triste de despedida
  • Detienen a tres militares por el asesinato del periodista zuliano Álvaro Cañizales
  • Otro medio de comunicación a manos de testaferros oficialistas
  • Óscar Iván Zuluaga, el feroz opositor a una paz ‘sin condiciones’ en Colombia
  • Reporteros Gráficos conmemoran su día recordando la impunidad con la muerte de Jorge Tortoza
  • Ante la crisis política en Venezuela los Periodistas Gráficos tambien son “socorristas”
  • En febrero aumentaron 500% violaciones de la libertad de expresión en Venezuela
  • El BDMD de Venezuela felicita a la Prensa por su Día Internacional de esa Libertad
Flag Counter
ENTRADAS RECIENTES
  • CNE “cercenó” derecho a validar de centenares de zulianos
  • Esperanza viva
  • El arte de escuchar a los hijos
  • 10 de marzo día del médico venezolano, poco que celebrar.
  • Huyendo de la realidad
  • Presidente Evo Morales viaja de urgencia a Cuba por “una afección en la garganta”
  • El Monte Etna ha despertado luego de dos años de inactividad.
  • Ramos Allup reelecto como vicepresidente de la Internacional Socialista
  • Elayne Pire: “cuerpos policiales con 75% de déficit en oficiales no puedencombatir el delito”
SÍGUENOS EN LAS REDES SOCIALES
Para dar cumplimiento a lo establecido en la Ley 34/2002, de 11 de julio, de servicios de la sociedad de la información y de comercio electrónico, a continuación se indican los datos de información general de este sitio web:
•Titular:
Imágenes, Producciones y Publicidad, C.A.
•Dirección:
Calle Joaquin Mier N 2 piso 3 codigo postal 008840 Viladecams
BARCELONA
Barcelona,1010a
ES
•Delegación en Cipolletti, Argentina:
Lisandro de la Torre
•Contacto:
info@elpregon.net