El Pregón
Espacio Publicitario disponibleTamaños 460x75px hasta 780px depende del tipo de publicidad contratada

El puerto catalán contnúa ganando ofertas de barcos y cruceros

Barcos

El efecto del turismo en la capital catalana / Radiografía de un crucero

  • 800 tripulantes para 1.250 crucerista
  • El puerto catalán gana oferta de barcos medianos, de categoría superior y que inician o acaban travesías en Barcelona

CARLOS MONTAÑÉS

Comodidades y lujos se observan en los cruceros:

barcos1 barcos2 barcos3 barcos5 barcos6 barcos7 barcos8Por orden, llegada del buque al puerto, con Barcelona al fondo. Restaurante en cubierta, donde permanecen algunos viajeros que encadenan dos cruceros; zona de minigolf, distribución de maletas desde la zona de servicios, llegada de viajeros que inician nueva ruta mediterránea desde la ciudad, momento de relax en una de sus piscinas, buffet libre de mediodía, uno de los comedores de especialidades de las cenas, música de bienvenida al viajero, rincón de la biblioteca y uno de los camarotes superiores del ‘Oceania Riviera’.

Cuatro supercruceros se alinean en el muelle Adossat de Barcelona, compitiendo en volumen y engullendo a miles los pasajeros dispuestos a iniciar ruta ese domingo, mientras dos hacen lo propio en el muelle del World Trade Center, a un paso del centro. Aquí arriban buques de menores dimensiones y habitualmente categoría superior, en los que no prima el tamaño sino la personalización de servicios. Los frecuentan viajeros de más poder adquisitivo o que ya han probado otras opciones y deciden buscar un plus. Con Barcelona como reina del Mediterráneo, cada vez son más los buques de este segmento con inicio o final en el puerto local. Entre los que han apostado este año por la ciudad, esa mañana destaca el Oceania Riviera, premiado como mejor barco mediano (66.000 toneladas) del mundo 2013.

Va lleno, acorde con el creciente gusto de muchos viajeros por los barcos de tamaño moderado, en este caso de la llamada categoria Premium superior, aun paso del lujo pero con precios más asequibles (desde unos mil euros en otoño, una semana) al no incluir las bebidas alcohólicas, que se abonan aparte. 1.250 personas llegadas de una treintena de países de todo el planeta se disponen a convivir durante 10 días. Casi todos han pasado unos días en la capital catalana aprovechando el gancho de la ciudad. «Barcelona no se puede ver en un día, necesita tiempo, es una de mis escalas favoritas», sentencia un estadounidense recién embarcado y con más de 10 cruceros en su currículo viajero.

Las vacaciones perfectas serían imposibles sin la legión de tripulantes,¡¡ 800!!, que hacen que el barco no solo navegue sino que funcione como un hotel de cinco estrellas. La proporción de servicio es alta porque el mimo al cliente es clave, explica a este diario Javier Cortés, uno de los tres tripulantes españoles a bordo, como conserje ejecutivo de la nave. ¿Imaginan un hotel de 600 habitaciones (el mayor de la ciudad tiene 500) donde todos los huéspedes se fueran el mismo día y en tres horas hubiera un nuevo check in total? Pues eso sucede esa vertiginosa mañana en Barcelona, sin aspavientos y con eficiencia casi militar. Javier muestra a los visitantes una suite de superlujo, que estará ocupada en cuestión de un rato, y varias opciones de suite panorámica y junior suite (40 metros cuadrados). Pero un camarote más común y con balcón ya supera las dimensiones habituales, con 26,2 metros cuadrados, y lavabos que incluyen ducha y bañera. Francis, del servicio de Housekiping, sonríe mientras las prepara al detalle, como luego hará al menos dos veces al día durante cualquier ruta. La compañía presume de un alta repetición de personal contratado. Su mapa humano es variado, no solo el habitual servicio asiático, sino también muchos rostros latinos para garantizar la lengua española entre camareros de habitación y restauración; y no pocos europeos, que tras acabar los estudios quieren recorrer mundo con un salario estable y contratos que suelen combinar los tres o cinco meses a bordo, con uno o dos de vacaciones en tierra, relatan.

Mostrador sin descanso

Recién fichada, Carolina Sáenz de Buruaga tiene hambre de nuevos continentes y de convivir en ese Babel donde la tripulación acaba siendo «como una familia». A sus 29 años solventa con soltura los problemas o dudas con las que el pasaje torpedea a los recepcionistas. Durante las 24 horas siempre hay alguien que atiende tras el mostrador dudas sobre el barco, cambio de moneda, facturas del viajero, peticiones… Argumenta que eligió la naviera porque le gusta el ambiente tranquilo y que no haya rutas regulares, sino que cada itinerario tenga distinto puerto de llegada y salida, sin rutinas.

En el Riviera embarcan ese día 12 españoles (todos repetidores), algunos en junior suite y por tanto con un mayordomo que aún les hará la vida más fácil. Pero Javier se desvive especialmente por toda esa cuota de habla hispana (integrada también por latinos de otros países). Los anuncios por megafonía suenan en inglés, pero no les faltarán cartas de los restaurantes en español, hojas de información de cada país (o posibilidad de imprimir periódicos del día por unos cuatro euros) y otros detalles. Su público más frecuente son estadounidenses, canadienses, australianos e ingleses, pero ahora apuestan por el europeo. Con Barcelona guardan una especial relación, porque su presidente, Frank del Rio, cubano, quiso inaugurar su primer buque, en el 2003, en la capital catalana. Era el renovado Regatta, de menores dimensiones y con dos hermanos, adquiridos a una compañía de lujo tras la crisis del 11S. Luego le siguieron dos mayores, Marina y Riviera (también bautizado aqui), ajustados a las preferencias de los viajeros.

Los rostros de un barco los brindan el personal de atención al cliente, los asistentes de camarotes y un ejército de camareros. De noche, estos tendrán que atender más formalmente las cenas, pero de día nutren los bufets de desayunos y las comidas. Es el punto fuerte de la empresa, al dedicar más presupuesto por comensal que el resto de navieras, tener horarios abiertos de cenas, incluir sin cargos los refrescos y los restaurantes de especialidades (asiático, francés, italiano y americano) y por la coctelería y bodega.

Salta a la vista que se impone el atuendo informal, un reclamo que atrae a muchos pasajeros que en sus vacaciones detestan calzarse trajes, corbatas o vestidos largos. Quienes busquen noches locas -más propias de megacruceros populares- no las hallará en este buque, con pequeña pista de baile pero música en vivo y vistas panorámicas desde el salón Horizons, y un público habitual que oscila entre los 40 y los 65 años, con puntas por encima y por debajo. Los niños son escasos, explican, porque la naviera no cuenta con zonas infantiles propiamente.

La soleada mañana, con vistas a Montjuïc, es de tumbonas y camas en calma, y de suave música de fondo. «Me gusta viajar aquí porque no hay follón, ni clases de salsa, ni colas de gente por ningún lado», resume una francesa, entre risas y copa de vino en mano. Rompiendo tópicos, las clases que se impartirán en el buque dejan claro su estilo: de cocina en vivo, en un gran espacio habilitado que en el caso de Barcelona incluye visita previa a la Boqueria, y de hasta de pintura. Amén de algún torneo de minigolf, pádel o tenis de mesa, aunque muchos prefieran en solaz sin más.

Tomado de ElPeriódico.com

Síguenos en Twitter:
@DiarioElPregon
@Rowina30
@AmenhotepPlanas
Facebook/elpregon.net
Facebook/DiarioElPregon

Tagged , , , ,

Related Posts

Espacio Publicitario disponibleTamaños 460x75px hasta 780px depende del tipo de publicidad contratada

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

Realiza el Cálculo *


*

SUBSCRIBETE AL BOLETÍN
PREGÓN TV
DIGIBUJO DEL HUMOR CON AROG
EL MUNDO EN IMÁGENES
  • 3 de mayo: “En Venezuela no habrá total libertad de prensa”
  • Editorial triste de despedida
  • Detienen a tres militares por el asesinato del periodista zuliano Álvaro Cañizales
  • Otro medio de comunicación a manos de testaferros oficialistas
  • Óscar Iván Zuluaga, el feroz opositor a una paz ‘sin condiciones’ en Colombia
  • Reporteros Gráficos conmemoran su día recordando la impunidad con la muerte de Jorge Tortoza
  • Ante la crisis política en Venezuela los Periodistas Gráficos tambien son “socorristas”
  • En febrero aumentaron 500% violaciones de la libertad de expresión en Venezuela
Flag Counter
ENTRADAS RECIENTES
  • EL VOTO: ARMA PODEROSA DE TODOS LOS ZULIANOS.
  • Todo es Posible cada sábado en La Radio: 105.1 FM
  • EXITOS, SEGURIDAD, POSPERIDAD Y UNA VIDA DIGNA.
  • Apagones eléctricos son culpa de Arias Cárdenas y Corpoelec
  • Partidos políticos en patines para el 15 de octubre
  • Efrain Rincón: La lucha por el Cambio
  • UN FIN DE SEMANA “BASTANTE RUIDOSO”
  • UNIDAD CON HIDALGUÍA DE GUERRERO
  • El D10 para acabar con la antropofagia política
SÍGUENOS EN LAS REDES SOCIALES
Para dar cumplimiento a lo establecido en la Ley 34/2002, de 11 de julio, de servicios de la sociedad de la información y de comercio electrónico, a continuación se indican los datos de información general de este sitio web:
•Titular:
Imágenes, Producciones y Publicidad, C.A.
•Dirección:
Calle Joaquin Mier N 2 piso 3 codigo postal 008840 Viladecams
BARCELONA
Barcelona,1010a
ES
•Delegación en Cipolletti, Argentina:
Lisandro de la Torre
•Contacto:
info@elpregon.net