El Pregón
Espacio Publicitario disponibleTamaños 460x75px hasta 780px depende del tipo de publicidad contratada

25 años después

25 años después

Efrain Rincón Marroquin

Efraín Rincón Marroquín @EfrainRincon17

El populismo mesiánico ha sido un cáncer terminal para América Latina. Tan penosa enfermedad la padece Venezuela desde hace 18 años; aunque todo comenzó hace 25 años atrás, cuando un militar de baja graduación, resentido social y arrogante, pero al fin y al cabo encantador de serpientes, pretendió cambiar la historia del país a través de un fallido golpe de Estado que sembró la semilla de un mesianismo tóxico que, posteriormente, daría unos frutos que en poco tiempo se pudrirían, corrompiendo el cuerpo y el alma de la nación venezolana. Con la llegada de Chávez al poder, este país no será nunca igual que antes, no sé si para fortuna o para desgracia de nosotros.

El caudillismo que nos ha perseguido desde el nacimiento de la República sigue vigente en pleno siglo XXI, con el agravante que los caudillos de este siglo son más ignorantes y peligrosos que todos los anteriores. Esos caudillos que pretenden embaucarnos al proyectarse como mesías y salvadores de la patria, aún tiene seguidores; no sólo en la acera del oficialismo sino también en aquellos que se hacen llamar demócratas. Las bolsas del CLAP, el carnet de la patria y demás limosnas de la revolución, siguen cautivando a muchos venezolanos, motivado seguramente por el hambre que sufre la inmensa mayoría del país.

El populismo mesiánico pintorreteado de izquierdoso, subversivo y revolucionario, instaurado en Venezuela desde 1988, no es más que la peor estampa del fracaso y la incapacidad infinita de una elite corrupta e inmoral. Una camarilla que no tiene idea de cómo se hace la política grande, aquella que construye, une y hace fuertes a los pueblos. Por el contrario, practican la política mezquina, miserable, traicionera; aquella que le rinde dividendos y riquezas a una minoría a costa del hambre y la muerte de una sociedad entera. Esa manera de hacer política tenemos que sacárnosla de una vez por todas de nuestra ADN histórico y social.

Creo que redundaría al señalar los males mayúsculos que esta revolución patriotera e inservible nos ha traído. Los resultados están a la vista de todos; el hambre, la pobreza, el atraso y la corrupción son testigos excepcionales de la mayor estafa que hemos tenido que vivir los venezolanos en la era republicana. Toda una historia digna de Ripley, ¡aunque usted no lo crea!

El camino que tenemos por delante está lleno de retos que demandan fortaleza y sabiduría para sortearlos exitosamente. Los días por venir son complejos y llenos de incertidumbre, por ello es necesario empinarnos sobre las cenizas y poner a prueba el espíritu libertario y democrático. Pero para alcanzar ese objetivo se requieren sacrificios que seguramente muchos no estarán dispuestos a pagar. Nos hacen falta muchas cosas de las que, por una u otra razón, hemos carecido como sociedad democrática. Nos ha faltado ciudadanía, virtud fundamental en las que se basan las sociedades exitosas y modernas. Ese es el antídoto más fuerte para combatir el populismo mesiánico y autoritario que Chávez, Maduro y sus acólitos pretenden entronizar en Venezuela.

Pero la ciudadanía tiene múltiples aristas; es un concepto integral y complejo, difícil de practicar cabalmente. La ciudadanía forma parte de la sociedad como un todo y, dentro de ella, son parte esencial los propios ciudadanos, los gobernantes y los dirigentes en las diferentes áreas del quehacer nacional, incluyendo a los políticos.

Es duro decirlo, pero si no somos capaces de construir ciudadanía democrática, no podremos despojarnos de los males del populismo mesiánico; por el contrario, la aparición de cualquier “mesías y salvador” nos cautivará para llevarnos otra vez por los caminos del atraso y la pobreza. En circunstancias difíciles como las actuales, el populismo está detrás de la puerta en espera que ésta se abra para hacer su entrada triunfal, con el consentimiento de hombres y mujeres que sueñan con la llegada del mesías que los liberará de sus males y tormentos.

Veinticinco años después es tiempo suficiente para reflexionar seriamente acerca de nuestro devenir histórico y actuar en consecuencia. Hemos vivido muchas penurias como para repetir el modelo populista que aún nos gobierna. Se impone la voluntad indoblegable de cambio, basada en la cultura cívica de los demócratas y de los venezolanos de buena voluntad, impregnada de un sentimiento de unidad inspiradora de la grandeza nacional.

Frente a esta exigencia y búsqueda desesperada de ciudadanía, los dirigentes y partidos políticos democráticos deben ser los primeros en dar un paso al frente y ser ejemplo de lucha, entrega y desprendimiento. Sin unidad no lograremos alcanzar la victoria. Cada pelea, insulto y ofensa infantil y estéril, nos aleja de la meta y fortalece al régimen, verdadero adversario que estamos en la obligación de vencer. El país exige con toda razón que nuestros dirigentes se pongan “los pantalones largos” y asuman con hidalguía su responsabilidad histórica con Venezuela. Les aseguro que todos les agradeceremos sus esfuerzos unitarios y, sin duda, les brindaremos la oportunidad de conducir a la nación por mejores derroteros, porque los buenos gobiernos son también obra de ciudadanos responsables y comprometidos.

Si la MUD entendiera que hoy más que nunca necesitamos de su comportamiento ético y pedagógico, así como de actitudes que enaltezcan la unidad nacional, seguro estoy que los venezolanos podremos comportarnos también como ciudadanos cabales al servicio de los intereses de la patria. De esta manera, los dirigentes políticos y de todos los sectores de la vida nacional, los partidos políticos y los ciudadanos comunes y corrientes, conformaremos un frente unitario con capacidad y voluntad para rescatar la democracia y la libertad, secuestradas y violadas por un grupo de pillos que se burlan cada día de la dignidad de cada uno de los venezolanos.

Seamos verdaderos ciudadanos para exigir la construcción de una democracia plena, donde tantos nuestros derechos como deberes sean la punta de lanza de los tiempos que están por venir; pero también seamos ciudadanos auténticos para continuar la lucha cívica y pacifica que nos permitirá saborear los frutos dulces de un nuevo amanecer en libertad.

No podemos quedarnos de brazos cruzados a esperar la destrucción de la nación, pero tampoco podemos aceptar que la oposición democrática sea irresponsable; necesitamos que nos motive con su ejemplo para que unidos liberemos a Venezuela de esta pesadilla. Despertemos de este letargo y alistémonos para arreciar la lucha porque después puede ser tarde. Ojalá podamos expresar con firmeza y determinación que, 25 años después, los venezolanos vamos a unirnos definitivamente para rescatar la Venezuela libre, grande y de progreso que nos merecemos.

Profesor titular de La Universidad del Zulia.

Síguenos en Twitter: @DiarioElPregon

En Facebook: Diario El Pregón

El Pregón Venezolano

Tagged , ,

Related Posts

Espacio Publicitario disponibleTamaños 460x75px hasta 780px depende del tipo de publicidad contratada

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

*

Realiza el Cálculo *


*

SUBSCRIBETE AL BOLETÍN
PREGÓN TV
DIGIBUJO DEL HUMOR CON AROG
EL MUNDO EN IMÁGENES
  • 3 de mayo: “En Venezuela no habrá total libertad de prensa”
  • Editorial triste de despedida
  • Detienen a tres militares por el asesinato del periodista zuliano Álvaro Cañizales
  • Otro medio de comunicación a manos de testaferros oficialistas
  • Óscar Iván Zuluaga, el feroz opositor a una paz ‘sin condiciones’ en Colombia
  • Reporteros Gráficos conmemoran su día recordando la impunidad con la muerte de Jorge Tortoza
  • Ante la crisis política en Venezuela los Periodistas Gráficos tambien son “socorristas”
  • En febrero aumentaron 500% violaciones de la libertad de expresión en Venezuela
Flag Counter
ENTRADAS RECIENTES
  • Maduro vs Chávez
  • César Ramos Parra: Respuesta a la desesperanza
  • ¿Cómo medir los avances educativos hacia el 2030? Estudio de UNESCO diagnostica datos disponibles en América Latina y el Caribe #Educación
  • Sereblack2: únicos con excelencia 100×100 en servicio técnico a celulares y moviles
  • Qué es y Qué no es La Orden Rosacruz AMORC?
  • Poder Ejecutivo, TSJ y CNE no pueden continuar desconociendo la soberanía popular del Art. 5 de la CNRBV
  • La Constituyente anunciada por Maduro “tiene sus agendas ocultas”, dice informe de EsecA
  • Indígenas venezolanos no respaldan la constituyente de Maduro
  • Propuesta de Maduro para la Constituyente es nula constitucionalmente
SÍGUENOS EN LAS REDES SOCIALES
Para dar cumplimiento a lo establecido en la Ley 34/2002, de 11 de julio, de servicios de la sociedad de la información y de comercio electrónico, a continuación se indican los datos de información general de este sitio web:
•Titular:
Imágenes, Producciones y Publicidad, C.A.
•Dirección:
Calle Joaquin Mier N 2 piso 3 codigo postal 008840 Viladecams
BARCELONA
Barcelona,1010a
ES
•Delegación en Cipolletti, Argentina:
Lisandro de la Torre
•Contacto:
info@elpregon.net